miércoles, 24 de noviembre de 2010

Somos un punto azul pálido en el firmamento






No sé si conocéis esta fotografía. Fue tomada en 1990 por la nave espacial Voyager 1 a una distancia de 6.000 millones de kilómetros. Esa pequeña, insignificante mota de polvo que flota en un inmenso mar de estrellas es nuestro planeta, la Tierra.
Carl Sagan, el popular astrónomo y divulgador norteamericano, quedó sumamente impresionado al verla. Tanto que inspirado en ella escribió un libro magnífico, Un Punto Azul Pálido: Una Visión del Futuro Humano en el Espacio (1994), y en él hace un emocionante relato entre científico y filosófico sobre nuestro lugar en el Universo, su testamento intelectual:




Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. En él se encuentra todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.
(…)
La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.
Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido.

Eso es aquí. Ese pálido punto azul es el único hogar que tenemos. ¿No seremos capaces entre todos de salvarlo de nosotros mismos?

Ese pequeño punto azul palido - Carl Sagan (Subtitulado y Completo) 


2 comentarios:

Chus dijo...

Detrás de tu sonrisa ¿que se esconde?
La luna, el firmamento, La armonía.
Un verso, un poema, una caricia.
Quizás los sueños que perduran
en tu vida

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

estremece la inmensidad del universo...y nuestra infima pequeñez como habitantes del punto azul palido...
me ha encantado leerte...

saludos...¡¡¡¡¡