domingo, 10 de abril de 2011




Todo comenzó muy temprano entre niebla y brumas , en medio de un paisaje encantado y tan hermoso..donde el silencio  te contagiaba...
Un paso..y otro...y otro más....qué lejano se encontraba todo ...,y que poquita cosa me sentía yo....
Es largo el Camino  . Pasando mucho tiempo en silencio y también en soledad , hablando contigo mismo y reflexionando sobre tus propios pensamientos.


Es muy importante para tí  todo lo que allí sientes ,y lo que no sientes ,  porque tus sentidos estan alerta  para atrapar  tu verdad  y tu esencia, deseas que nada se escape a tu consciencia.
Te vas empapando de sonidos , de miradas , paisajes, gestos , caricias, detalles, piensas que eres poca cosa , pero no por ello menos importante.
Sientes que vas avanzando y echas de menos todo lo que vas dejando atrás, algo así como en tu largo Camino por la Vida....porque la vida no se elige...se vive!

Procuras llevar lo imprescindible para que la carga no se haga pesada , "vaciar tu mochila" y caminar ligera. El cansancio hace mella al tercer día y luchas contigo misma , lo haces en silencio , y sientes que empiezas a desfallecer , y hay un momento puntual que te sientes sola en medio de tanta gente , y te alejas de todo y lloras ,sólo estas tú y un largo camino por recorrer...


El viaje es una travesia  hacia nuestro interior hacia la búsqueda de uno mismo 


En un primer momento  disfrutamos de paisajes,  gentes , pueblos que vamos conociendo ,pero es un viaje que recorre nuestra geografía interna y nos permite descubrir nuestros miedos,  dificultades,  debilidades,  deseos que nos obligan a encontrarnos con nosotros mismos y con la realidad de nuestra propia vida ,y así aprendemos quienes somos , y de que manera conducimos nuestra vida y nuestra relación con los demás






Cada uno creamos nuestro propio camino ,porque existen muchos y muy variados , y dependiendo de los problemas y vivencias asi son diferentes como tambien la forma de resolverlos . Ya empieza en el momento de plantearnos ese viaje , desconocemos de nosotros respuestas  a las dificultades de todo tipo tanto fisicas como emocionales  que a lo largo del camino se nos van presentando , llegando a asombrarnos de lo que hacemos y también de lo que no llegamos a hacer, nosotros y los demás.

Son nuestras las emociones , son nuestros los pies  que sufriran y nuestros los  músculos  que doleran , sólo nosotros somos los responsables y los protagonistas de ese Camino.
Así he aprendido de mi misma y de los demás, porque sólo las propias experiencias , son las que sirven de aprendizaje.



Miguel-Fernando Ruiz de Villalobos, Periodista Cultural y uno de los mejores críticos de Cine de España, nos ha regalado hoy su crítica sobre 
“The Way” (El Camino). Os dejo disfrutando con su análisis
El camino de Santiago es largo, pero el camino de la vida lo es más, aunque pueda ser corto como el de Daniel, el hijo de Tom, el oftalmólogo estadounidense, viudo, que juega al golf con sus veteranos amigos y que no sabe nada de su hijo que se ha perdido por esos mundos de Dios. Emilio Estévez, uno de los hijos cineastas de ese gran Martín Sheen (sin lugar a dudas el mejor presidente imaginario de la Casa Blanca), del que hay que recordar una muy sólida “Bobby” (2006), narra una historia de amor paterno, de iniciación y de redención, a través de la figura de Tom, un norteamericano típico (y tópico) que descubrirá, junto a un holandés, una canadiense y un irlandés (escritor por más señas), que los caminos de la vida (que no deben ser necesariamente del Señor) son para transitarlos con el convencimiento de que, como dice el poeta, “caminante no hay camino se hace camino al andar”. Y Tom (excepcional Martín Sheen) hace su camino como peregrino de su propia vida.
La película sirve también para reflexionar que si, como se dice de forma un tanto convencional, los hijos deben pagar las deudas de los padres, en otras ocasiones (como en la película) los padres deben terminar las labores emprendidas por los hijos. Una película abierta a muchas interpretaciones, sin mácula de ideas religiosas, que se decanta por un humanismo sencillo y natural, eso que parece nos falta a una gran mayoría en este primer decenio 
de un siglo que llamamos XXI, pero cuya verdadera edad ignoramos.








Puedo decir ahora desde la distancia en el tiempo que el Camino de Santiago ,no te cambia la vida....pero si te deja una huella y un recuerdo que perdurará para siempre.
Gracias a TODOS








Hacia tiempo  que se había ido , cansado ya de tanta vida ,desapareció para siempre
entre tanto dolor  no encontré lágrimas ni recuerdos todo se había paralizado  ,solo me rodeaba una calma absoluta ,



los días  seguían su curso,nadie reparaba en mi ,ni siquiera en aquella mañana interminable en el silencioso jardín de los cipreses , donde me encontré inmensamente sola , donde el silencio pesaba como una losa , paseando entre hileras perfectamente alineadas de arboles tristes , allí donde busque tu mano para aferrarme a algo que fuera real .
Llevaba el dolor tan inmerso en mi alma que no podía llorar , solo tu compañía aceleraba las  largas horas de aquel paseo que se repetía una y otra vez.


A lo lejos estaban todos , excluyendonos conscientemente de su pena , que también era la mía y quizás mas honda.
El paseo había terminado cuando un hombre alto y delgado de unos 50 años , nos dirigió a una estancia vacía , donde en una especie de púlpito , se encontraba una cerámica redonda y fría....como podía su vida entera , su querida presencia , caber en aquel recipiente tan pequeño ? ....
el ...no estaba allí , unas horas antes había empezado su vuelo.
Con estos pensamientos y con la mirada perdida en mi madre , regresamos a casa.


Aquella noche no era especial , todo se había desarrollado con total normalidad , un día perfecto de verano cálido y soleado , regresamos de la playa  , cenamos , me encontraba cansada,me acosté pronto.


y ocurrió entonces que el me traía en sus brazos , yo era muy niña con mis coletitas rubias , mi  camiseta de rayas azules y rojas y mi pantaloncito blanco , agarrada a su cuello lloraba y lloraba , pero a mi no me inquietaba.


seguía acercándose hasta que se sentó a los pies de mi cama , los dos me miraban , la niña de las coletas seguía llorando agarrada fuertemente a su cuello , mientras mi padre con una paz absoluta me dijo , venimos a devolverte tus lágrimas y tus recuerdos  porque son tuyos ahora ,y solo sentí ya el tacto de su mano en la mía y su querida sonrisa.


Y exploto al fin mi llanto desgarrado que se hacia un hueco desde lo alto de la noche , uno a uno fueron apareciendo todos sus recuerdos en mi pensamiento , en medio del llanto , me sentía feliz , el había venido a devolverme mis queridos y perdidos recuerdos que mi memoria no podía recuperar , y entre lágrimas de pena y esperanza yo iria reorganizando en mi cabeza, lo que para siempre guardare en lo mas profundo de mi alma .











7 comentarios:

Chus dijo...

Pasaron los días la niebla quedó atrás, pero la bruma fue en aumento.
No se lo que estarás pensando, me imagino que tienes la cara triste, quizás estas dolida o apenada, yo también tengo pena, ¿sabes?, y quisiera decirte ..., no..., que tú adivinaras no sé qué cosas, si lo sé.
Estaba pensando en lo fácil que sería la felicidad si tuviésemos todo el valor de vivir de acuerdo con lo que sentimos, o con lo que creemos sentir minuto a minuto.... sin ofender el cariño de nadie, aun qué en el fondo me siento satisfecha por haberme atrevido a escribir lo que hace tantos días me estaba atormentando, no quiero ofenderte, ni justificarme, decididamente la vida a veces es una cosa complicada y estúpida
No me hagas caso, el silencio más hondo, sigue al doble propósito de hablar, pero hoy prefiero seguir callada, y dejar vagar mis pensamientos sobre este papel inexistente, donde tú puedas leerlos, rebatirlos sin necesidad de alzar nuestras voces, ni de que se atraviesen las palabras, que leas mis pensamientos en silencio, en paz y sobre todo que no dudes de mi cariño

romarin dijo...

Que guay........estás con el camino....me alegro....

Chus dijo...

Me gusta tu entrada, pero sabes lo que pienso del camino, lo hemos hablado y yo esperaba más, por lo menos un poco más, lo planeamos con toda la ilusión del mundo y para mi acabó siendo el camino del desengaño, quizás con el tiempo,con los años, vuelva a emprenderlo de nuevo, eso si por las razones que ya conoces, escogeré un itinerario alternativo, quizás el primitivo, pero como bien sabes ahora no puede ser, si algún día lo hago espero contar con tu compañía,y dejar atrás las piedras que nos hicieron tropezar en ese primer camino. Un besiño muy fuerte

TriniReina dijo...

No me caben dudas de que así ha de ser, una huella perdurable queda en quién lo hace.
Tampoco me caben dudas de que yo jamás haré ese camino, aunque espero seguir caminando...

Besos

latrís dijo...

Es impresionante! Algo que deberíamos hacer en algún momento. Yo lo tengo en mente!!!
Un besote Isabela

Richard dijo...

C'est très joli tout ce que tu écris, et j'ai pris grand plaisir, en te lisant, à écouter ce morceau de violon merveilleux.
Tout cela est bien romantique...
Bravo pour ton blog!
Merci, Isabela

MTeresa dijo...

Cada año me propongo hacer
alguna etapa
pero siempre me surge algún
impedimento,
pero tengo mucho interés
en hacer el Camino.